El PS cordobés pretende la ruptura del bloque juecista en la Legislatura. Tras el triunfo de Binner en Santa Fe, creen que es necesario trabajar con autonomía para la candidatura presidencial del médico socialista.

El PS cordobés pretende la ruptura del bloque juecista en la Legislatura. Tras el triunfo de Binner en Santa Fe, creen que es necesario trabajar con autonomía para la candidatura presidencial del médico socialista

La declaración de independencia del Partido Socialista (PS) al socio que le aseguró la subsistencia en el arco político de Córdoba llegó pocos días después de las elecciones legislativas del domingo 27 de octubre. Previsible, el magro resultado que obtuvo la alianza encabezada por el juecista Ernesto Martínez y la socialista Viviana Yawny, más la reducción del PS a la fiscalización electoral, aceleró una interna que se agudizó en la antesala de la confección de listas para las primarias abiertas.
Mientras referentes del Frente Cívico (FC) relativizan los “berrinches” de un sector del partido de la rosa con pretensiones de protagonismo de la mano del santafecino Hermes Binner, este grupo abiertamente antijuecista planteó la necesidad de lograr la independencia total del partido fundado por Luis Juez. La modalidad: pidieron al legislador Roberto Birri que exija un bloque propio en el recinto parlamentario. El argumento: para no seguir atados al juecismo. El objetivo: lograr autonomía para trabajar para el proyecto presidencial del socialista litoraleño. Todas palabras textuales de los cabecillas de la movida independentista
Hasta el momento, no habría una determinación tajante con respecto a la propuesta del sector del socialismo que se muestra abierto a trabar acuerdos con los dirigentes “más progresistas” de la UCR de Córdoba. Según advierten los autores intelectuales de la jugada, habrá mayores definiciones luego de que se concrete la próxima reunión de la Junta Provincial del espacio, a la que asistirán la mayoría de los referentes locales.
Además, resta esperar que el líder del socialismo nacional se pronuncie al respecto de las intensiones de un puñado de dirigentes que pretende romper el bloque al que ingresaron con votos juecistas. Si bien es cierto que la figura de Birri quedó opacada luego de que la presidencia quedara en manos de Liliana Montero, so pretexto de “cambiar el perfil del bloque”, Binner mantiene cordiales relaciones con Juez y Martínez, quienes no han dado señales, al momento, de apartarse del ala de un dirigente que integra la lista de presidenciables luego de los comicios pasados.
A río revuelto, ganancia de pescador. Ciertamente son los radicales en la Legislatura quienes se frotan las manos deseando que el quiebre acontezca, como se adelantó desde estas páginas, luego de que en la conmemoración por los 30 años de democracia se hicieran evidentes algunos anticipos de la intensión que confirmarían días más tarde dirigentes del PS (habló en representación del socialismo y no como integrante de la bancada del FC).

Minorías
Si bien hasta el momento las versiones indicarían que, de suceder lo que se promete, Birri formaría un bloque unipersonal, el FC perdería la primera minoría, mejorando las posibilidades de la UCR de ostentar esta condición si los peronistas así lo disponen o bien si el ríocuartense se suma al bloque del centenario partido. Como se dijo, habría que esperar a que Binner decida un acercamiento a los radicales cordobeses, tal como promovió en otros puntos del país, conforme a lo que vienen bregando algunos socialistas de la provincia.
El reloj corre y hasta ahora sólo abundan expresiones de deseos de un sector, ocasionalmente apoyadas en algunas señales que dio Birri a modo de anticipo de lo que podría ocurrir. La jugada debería quedar definida antes de la sesión preparatoria.