Partido Socialista - Provincia de Córdoba
NOTICIA / PROVINCIALES

POSICIONES
 
Fecha: 23-03-2017
A 41 años de la noche más oscura
El Partido Socialista en su conjunto, repudia el accionar sistemático de los genocidas, llevado adelante contra nuestro pueblo, y reivindicamos las banderas de nuestros 30.000 compañeros detenidos desaparecidos. Reivindicamos la lucha y el compromiso de nuestro pueblo contra la impunidad de ayer y de hoy.

Repudiamos a la dictadura que buscó destruir todas las formas de organización de los trabajadores y el pueblo para profundizar la entrega y el endeudamiento, al servicio de un régimen económico y político conservador.

30.000 detenidos-desaparecidos, asesinatos cotidianos de militantes, más de 600 campos de concentración, miles de presos políticos, exilio, secuestro, tortura y robo de bebes, constituyó lo que fue el genocidio planificado y desarrollado en nuestra Argentina.

A pesar del terror y del silencio impuesto, nuestro pueblo resistió. Las Madres de Plaza de Mayo fueron la avanzada, y se convirtieron en el símbolo de esa resistencia que armó lazos de solidaridad y que llegó a expresarse en paros generales y movilizaciones realizadas en las peores condiciones frente a la represión genocida.

Esa lucha tuvo su continuidad en estos 41 años de presencia en las calles, en los que varias generaciones expresamos nuestra voluntad inquebrantable de conseguir Juicio y castigo a todos los genocidas y sus cómplices. El resultado más importante de la lucha del pueblo, los organismos de Derechos Humanos y algunos partidos políticos fue conseguir la anulación de las leyes de Punto final y Obediencia debida, que permitió la reapertura de las causas contra los genocidas.

Sin embargo, en este momento, los Socialistas tenemos que denunciar las enormes limitaciones de estos juicios, que se desarrollan a cuentagotas y cientos de represores mueren antes de ser juzgados. El Poder Ejecutivo Nacional tiene la obligación de impulsar y acelerar los juicios, pero no lo hace. Hay menos de un condenado por campo de concentración. Apenas el 20% de esas sentencias se encuentran firmes.

Consideramos como un acto de impunidad que el Estado no haya entregado hasta ahora las listas de los genocidas que actuaron en cada Campo de Concentración. Sólo las víctimas, familiares y organismos de derechos humanos han presentado pruebas e impulsaron las causas para que los represores sean juzgados por el delito que cometieron: Genocidio.

Los cómplices civiles y empresarios del genocidio gozan de absoluta impunidad. Lo mismo ocurre con los dirigentes sindicales colaboracionistas y entregadores, y con los jueces y fiscales que fueron cómplices del genocidio y que aún continúan en funciones.

Exigimos Juicio y castigo a Milani, quien había sido denunciado en 1984, en el informe de la CONADEP de La Rioja. Las pruebas contra él por su participación en el Operativo Independencia, en la desaparición, secuestro y tortura de personas son abrumadoras.

Denunciamos la política de entrega y ajuste del gobierno de Macri, respaldado por las grandes patronales y la burocracia sindical, que descarga la crisis sobre los trabajadores y el pueblo.

Repudiamos el ataque cotidiano del Gobierno Nacional a los derechos básicos, el tremendo ajuste económico que significa más desempleo, más inflación y menos salarios, una peor salud y educación. Nos solidarizamos activamente con todas las luchas populares, con los obreros industriales, con los docentes, con los trabajadores de la salud, con los desocupados y con los jubilados.

Es evidente que se trata de generar un deterioro en la política de DDHH que se manifiesta de manera práctica y simbólica cuando se intenta justificar el plan sistemático de desapariciones, se pone en duda la cantidad de personas desaparecidas, como si fuera sólo una cuestión contable, reflotando la teoría de los dos demonios, endilgando responsabilidades a otros cuando sólo le cabe al Estado.

Los de ayer no fueron excesos, y los de hoy no son errores, sino planes sistemáticos que niegan garantías constitucionales que terminan ejerciendo una violencia institucional que torna inviable la resolución de cualquier conflicto social. “La miseria planificada” y la acción represiva superan los marcos de las garantías constitucionales, y van de la mano con los intentos de desprestigio de los organismos de DDHH.

Consideramos un despropósito los intentos del gobierno nacional de impulsar la baja de edad de imputabilidad a los menores de edad, violando de esta forma, los distintos tratados internacionales que nuestro país ha firmado, pretendiendo solucionar el problema de la inseguridad estigmatizando al sector más vulnerable de la sociedad. La muerte de miles de jóvenes a manos del gatillo fácil y de la represión policial y de todas las fuerzas de seguridad, marcan también dolorosamente la impunidad del presente. Son más de 4350 los jóvenes asesinados desde 1983.

Exigimos:

* ¡Cárcel ya a todos los genocidas!

* ¡Apertura de todos los archivos de la dictadura!

* ¡Restitución de la identidad de los jóvenes apropiados!

* Desmantelamiento del aparato represivo y de espionaje.

* No al proyecto x y a la ley antiterrorista.

* Apertura de todos los archivos de inteligencia

 

El 24 de marzo de 2017, seguimos luchando contra la impunidad de ayer y de hoy y contra las distintas formas de represión y persecución a los trabajadores y el pueblo, hoy afirmamos que las banderas por las que lucharon nuestros 30.000 compañeros detenidos desaparecidos están vigentes cada día más.

Ratificamos nuestro compromiso de continuar la lucha por una Argentina sin opresión, sin represión y sin explotación.

* 30.000 compañeros detenidos desaparecidos, ¡Presentes, ahora y siempre!

* Aparición de Julio Lopez.

* No a la criminalización de la pobreza ni de la protesta.

* Trabajo Digno.

* Fuera Monsanto.

JUNTA EJECUTIVA DEL PARTIDO SOCIALISTA (*)Miguel Leone, Secretario de Derechos Humanos del Partido Socialista de Córdoba.


< VOLVER